EsParaTraposdePapel

Historias basadas en hechos reales... e irreales.
Cualquier parecido con la realidad, es fruto de la ficción, de la fricción o de la mente mental.
Aquí , a veces, se rompe la netiqueta sobre la ironía, este blog no derrocha ironía... supura ironía.
El resto de reglas de netiqueta, valen.....de momento.
Y si no te gusta, no te nervies, que es para trapos de papel.

10 de marzo de 2011

Mary Logic : necesitamos soluciones.

  Hace un par de días, vino a mi consulta Mari Lógic, con su abriguito (y su canesú), su peinado cardado-lacado y la lógica de un haba. En términos médicos, se trata de una "frecuentadora".
  A mí,  personalmente, no me molestan las frecuentadoras, es decir. yo estoy dentro de mi consulta y mi trabajo consiste en recibir y atender a la gente. Si recibo y atiendo todos los días a la misma señora, parece que a efectos estadísticos no es muy significativo.
   Ahora, ¿mejora la calidad de la atención el ver a Mari Lógic todos los días? ¿es más eficiente? ¿es más efectivo? Pues no, empeora la calidad: por aburrimiento mismo, es casi seguro (y esto lo digo con la mano en el corazón) que cada día, la atienda algo peor: es como quien se ve el mismo anuncio diez veces seguidas , que llega un momento que te desconectas. No es más eficiente: el hueco que ocupa Mari Logic, va en detrimento del que podrían ocupar otros, que igual necesitan venir , y que no pueden porque la señora lo ha petao (porque suelen converger dos características: la frecuentadora con la paciente-velcro: están velcradas al asiento y es difícil despedirlas), y si fuese necesario, que echaran media hora dentro, pues magnífico. Pero cuando vienen a hablarte de que el señor de Timofónica las llamó a la hora de la siesta, la cosa cambia.
 Antaño, estas mujeres (y ya me fastidia, que casi siempre sean féminas, oiga!), se sobrellevaban más, porque solían ir a misa, el párroco era un buen filtro social.. ahora ya, no van, y entre eso, los grandes centros comerciales y que las telenovelas han perdido su punch, pues tenemos un repunte en las consultas.
Dese cuenta, que con dos Mary Logic, ya ocupan dos medias horas (osea, de cajón= una hora) diaria, a todos los días... son unas seis consultas menos que tienes cada día (el tiempo medio de consulta son diez minutos), y ¡van a volver al día siguiente!
Mary Lógic vino a mi consulta el lunes: "vengo a que me veas si tengo tapones de cera en los oídos". Le contesté: "ahora mismo, pero esto debería verlo el médico, primero, y luego yo te quitaré los tapones el jueves". Respuesta lógic:"sí, ya me dijistes eso la otra vez, pero es que al médico vendré mañana, a que me de una receta y un papel, por eso he venido hoy contigo" Silencio anonadado por mi parte, con cita para el jueves.
Marylógic, ha hecho rutina de sus consultas, como no le cuadraba mirarse los oídos el martes, por repartir supongo,decidió venir el lunes conmigo (una consulta de más, a la par que incorrecta), y el martes con el doctor,... estoy segura, que el jueves, enlazará con alguna otra historia, para el viernes.
Quiero pensar, que ya somos parte de su vida, de su círculo social, y que eso explica la frecuentación y el velcraje.
Pero tampoco esto parece muy lógico, ni una manera de optimizar recursos. La solución, o soluciones,...pues no lo tengo claro. ¿dejar sitios fijos en la sala de espera, a cambio de unos módicos precios? ¿maniobras de distracción? ¿cambiarnos por un muñeco con asentidor automático y seguir pasando consulta al lado?
Se admiten sugerencias.