EsParaTraposdePapel

Historias basadas en hechos reales... e irreales.
Cualquier parecido con la realidad, es fruto de la ficción, de la fricción o de la mente mental.
Aquí , a veces, se rompe la netiqueta sobre la ironía, este blog no derrocha ironía... supura ironía.
El resto de reglas de netiqueta, valen.....de momento.
Y si no te gusta, no te nervies, que es para trapos de papel.

23 de marzo de 2011

La cosecha del 71: Rumbo a Berlín. 4:40!!

El 18 de marzo, con el fín de conmemorar el paso de decena, la cuadrilla enfilamos a Berlín. A nuestros cuarenta,h an sido cuatro días que retendremos para siempre (4:40). Os dejo algunas imágenes, y si me dan los permisos, igual cuelgo alguna anécdota.
Vuelvo feliz de ver que mi grupo de amigas es compacto, que nos queremos con el alma, que nos aceptamos como somos y que nos reímos hasta de nuestra sombra.
Les doy las gracias, sobre todo por el cariño que me tienen y por lo fantásticas que son todas ellas.
Ahí van algunas imágenes:

El oso, símbolo de Berlín. En su tiempo los sembraron por toda la ciudad (como las vacas aquí); hoy parece que los van a mandar a paseo, por Europa... hay osos de estos a patadas. El oso es lo de detrás, moi al frente.
 Detrás mío ( que estoy fundiéndome en un fraternal abrazo con "la mi Cabra") se ve un trozo de la Iglesia de María (Mariannan noselqué) y al fondo, se ve una de las torres de la Alexanderplatz (que es donde dormitábamos).

 En la plaza frente a la Puerta de Brandenburgo, un par de sinuosas sombras, jorl!
 La cosecha, pasando bajo la puerta... no pusieron pegas y pudimos pasar.
Salchicha típica, con cerveza típica: dieta perfecta, farinaceos, proteína y levadurilla... un placer conocerla!!!

 Los perezosos, paseaban por el Tiergarden en seeway (dudo de haber escrito correctamente alguna de estas dos palabras).
 Bajo la escultura de Maximiliano, Sybilla (y otros) yace, a lo suyo, con una lectura: la vida misma. Un beso a "my sis".
 Memorial por la quema de libros judíos. Las verguenzas, aun bajo tierra, se muestran, para intentar que no se repitan. Impactante!
 Aquí, la Blanchi y la Ronchi, compañeras de room, achuchándose un poquito. Me encanta esta mujer!!
Esta otra, mi Sandrita, con la que compartí sauna, cervezas y roncitos: a ella es que la adoro... a la cerveza también...y a Blanchi también!!

 Antes...
después!!
Al ladito del Sonic center y de un cacho de muro, de repente apareció este coche tiro de perros: impactante los medios de locomoción de los "hijos de la Merkel".



 Una chocolatería que es el cielo: la puerta de Brandenburgo en chocolate negro.

Mira que huevo tenían!!! Huevo berlinés en varios chocolates: no nos dejaron más que oler!!