EsParaTraposdePapel

Historias basadas en hechos reales... e irreales.
Cualquier parecido con la realidad, es fruto de la ficción, de la fricción o de la mente mental.
Aquí , a veces, se rompe la netiqueta sobre la ironía, este blog no derrocha ironía... supura ironía.
El resto de reglas de netiqueta, valen.....de momento.
Y si no te gusta, no te nervies, que es para trapos de papel.

15 de marzo de 2011

"Las mujericas" o ¿quién te dijo que te pusieras a teorizar, cachoperra??

Vamos a ver si somos capaces, de reirnos de nosotras mismas....
Las mujericas son una serie de enfermeras, que como se ve que no tenían demasiado lío, decidieron emitir compendios sobre Teorías y Modelos de enfermería. Y como por la caridad entra la peste, de esta manera, (queriendo ayudar a la humanidad) nos complicaron la vida a las enfermeras en general.
Ya desde que empiezas con la carrera, te presentan a las mujericas y te las van contando, para que te las aprendas... una tras otra, amables damas, que han dado su cerebro por el bién de la comunidad enfermera, y que no se podían contener con esa dádiva: la tenían que escribir. Y así nacieron los modelos de enfermería, que sirven para....
...que sirven para decirnos las preguntas que se hace todo individuo y que queda muy transcendental: ¿quienes somos? ¿a donde vamos? ¿para qué estamos en este mundo? Esto también, se lo suelen preguntar, a la salida de los baretos, los pseudoculturetas a fin de beneficiarse a alguna pobre incauta (yo he sido testigo y doy fe)...
¡Leche! Para eso no hace falta cascarse la vida escribiendo teorías, somos enfermeras, vamos a dar y a enseñar cuidados, estamos en este mundo para que el resto de colectivos sanitarios no entre en barrena: somos el colchón del "ente de la salud".... ya está!
No era necesario amargar la vida de las estudiantes de enfermería y las opositoras elucubrando sobre la naturaleza enfermera y sus paradigmas; es más, somos tan burras, que siguen saliendo mujericas, intentando explicar las mismas preguntas. ¡Es más! en cuanto se juntan un puñao de enfermeras, un ratico, una de las preguntas que caen fijo (aparte de los horarios de trabajo o turnos) es la de quienes somos y cuales son nuestras funciones: ¡señoras!! somos el joío colchón!!!! nuestras funciones, básicamente, son todas!!
En casi veinte años que llevo trabajados, jamás he oído a nadie decir: " es que yo sigo la tendencia de suplencia-ayuda y en mi curro me arranco por la Orem" (como quien canta por la Pantoja o por la Jurado) , o "a mí la que me pone torda es la Rogers, yo pincho igualico que ella, me encanta cómo se hace una con el entonno, ohhmmm!!!( a veces nos ponemos de un jipi..."...o " la Peplau  es muy arrogante y demasiado preguntona, a esa de sustituta, la trataron fatal: no la quiero a mi lado, ea!!"
Al revés, entre las enfermeras de infantería, las que estamos a pié de consulta, todo esto de los modelos de enfermería, las teóricas y esas cosas, nos eriza el bello del cogote. Nos pilla lejano: vemos a las "mujericas" como señoronas con chepa, de tanto libro que llevan encima, que no caminan, se desplazan levitando por las salas de conferencias: su hábitat; no hacen pis, ni pas, ni se tiran pedos, ni eruptan (válgame, por favor!!), ni siquiera comen: sólo beben té y escriben.... y  se dedican a cosas que en la práctica diaría, en la cotidianidad de nuestras plantas y consultas hace eco, de lejano que se torna.
Puede, por arrojar algo de luz, que nos las estén contando mal, porque la verdad es que no carecen de interés. El otro día, un enfermero de caballería, nos explicó a unas cuantas, cuatro pinceladas de las mujericas, y lo cierto, es que quedamos fascinadas por el speach. Plasmó diáfanos, cuatro detalles de sus biografías y de sus modelos: así sí! En estos días, os iré contando algo de ellas, que merece la pena.
Puede que este fuese el primer congreso de enfermería, juás!