EsParaTraposdePapel

Historias basadas en hechos reales... e irreales.
Cualquier parecido con la realidad, es fruto de la ficción, de la fricción o de la mente mental.
Aquí , a veces, se rompe la netiqueta sobre la ironía, este blog no derrocha ironía... supura ironía.
El resto de reglas de netiqueta, valen.....de momento.
Y si no te gusta, no te nervies, que es para trapos de papel.

12 de mayo de 2012

You`re the one that I want, nurse, nurse, nurse!!

Hoy se celebra el día internacional de la enfermería.
Desde Tablón en blanco, leo que  las compañeras llaman a la Resilencia y el Enferactivismo. Lo cantaba yo, con mi compañera de baile, a unas compis, que como no empecemos a mover los dedines, nos van a seguir dando pero a gusto.
 Las enfermeras, por norma, tenemos una capacidad de aguante que roza con el masoquismo. No nos movemos, de acuerdo, pero no es por holgazanería, porque todo el mundo sabe que somos unas currantas, trabajamos hasta la extenuación por nuestros pacientes. Habrá que analizar cual es el problema, qué razones hacen (porque tienen que ser muchas) que no seamos más críticas.
Rosa Nieto, mi enfermera 2.0 favorita (con el permiso de mi Kimaki), se africaniza, con su Ubuntu, perfecto!, yo me ubuntizo con ella.

Un día como hoy, echo la vista atrás, pienso en la primera enfermera que recuerdo (enfermera de primaria y labradorita) : Mª Carmen Rubio, la mujer más alegre y cariñosa del mundo, la risoterapia constante.Luego mi querida Alicia, enfermera vocacional donde las haya. Doy un repaso por mis estancias profesionales (de la EUE me quedo con Estrella, de medico-quirúrgica, un "gozne" especializado), donde me crié, mi Centro de Salud de Nájera, con Marisol de Huércanos, un encanto y modelo de perseverancia ante la adversidad,mi primera pareja de refuerzos: Arancha Pisón, los San Juanes, las risas, el mezclarse entre el pacienterío; mi Sonia Aparicio, ya os hablé de sus pimientos, una "hermana de profesión". Centro de salud de Navarrete, donde me crucé con la mejor jefa que he tenido nunca, Silvia Soler, increiblemente natural. Las reuniones de enfermeras de los viernes, con Javi, Jaime, Mari, mi Ester (la dulzura personificada) y mis compas de refuerzo (Ana y Laura), ahí aprendí la sensación de equipo, lo divertido de hacer domicilios (o espirometrías) entre varias compañeras, y en ambos sitios, los dos grupos, najeritas y navarretitas, luchaban contra viento y marea.
Ahora juego con mis "esparteritas"; y como dice la Esteban (como dice Olalde), por ellas m-a-t-o!!!
Mi Inma, mi Sara y mi Sarita, mi Maitecilla, mi Charo, mis Rosas (la Oliván era mi Zape), mi Domi, mi Bea, mi Elisa,mi Virgi, mi Alberto, mi Sandra, mi Blanca, mi Pili, mi Cris y mi Ana. Creo que no me dejo a ninguna!! Ellas me enseñan cada día, me hacen crecer y creer que la enfermería puede y debe hacerse visible.
Mis enfermeras valen un potosí, por eso quiero que no me las pisen más, que puedan disfrutar de su trabajo; hay que desterrar el "nasío para sufrír", a no ser que uno sea del "atlieti",....
En fín, que un gran ubuntu para todos, bien empoderado y lleno de empáticos abrazos.