EsParaTraposdePapel

Historias basadas en hechos reales... e irreales.
Cualquier parecido con la realidad, es fruto de la ficción, de la fricción o de la mente mental.
Aquí , a veces, se rompe la netiqueta sobre la ironía, este blog no derrocha ironía... supura ironía.
El resto de reglas de netiqueta, valen.....de momento.
Y si no te gusta, no te nervies, que es para trapos de papel.

11 de noviembre de 2012

Tic, tac... catacrac! smuack!


Si pudieses elegir un superpoder: ¿cual querrías?
 Yo siempre he querido el de detener el tiempo y pararlo todo (menos yo) a placer. Es un superpoder genial, ya si eres capaz de manejar el continuum espacio/tiempo como Hiro Nakamura en Heroes (mi favorito, pardiez!), pues el mundo-mundito es tuyo.
Pues esto es lo que nos deseo a los sanitarios que nos ocupamos de las personas que confían en nosotros en los centros de salud y consultorios: poder expandir e tiempo, detenerlo, para que cunda más y nuestros pacientes, sean atendidos como se merecen.
Y también como no se merecen, si podemos teletransportarnos, nos piramos de situaciones conflictivas que se generan, hacemos un cacho.pedazo de "tiempo fuera", con un ron en el caribe (luego detenemos el tiempo para no pagar, y listo, que nos acaban de birlar la extra de navidad).
Nuestros gestores son los que os han dado 6 minutos a l@s médic@s, para atender a l@s pacientes. A nosotr@s l@ enfermer@s, en la Rioja, nos dan 8 y 12: 12 para nuestros pacientes crónicos y embarazadas y niños con sus programas y subprogramas y 8 minutos para las citas demandadas por ellos.
Nuestros gestores han decidido que yo, puedo atender a un diabético en 12 minutos, que lo hago yo sola, porque mi compañero médico, en 6 minutos, ni de coña le hace la revisión anual y que a eso, se le debe llamar "agenda de calidad".
Necesito ya ese superpoder, porque yo no se transplantar cerebros a nuestros gestores, para que entiendan que se están cargando la atención de calidad, que eso no es gestión de calidad, que son golpes en la mesa con consecuencias demenciales. Es una agenda de celeridad, no de calidad...
Trabajo con dos médicos geniales,son mis campeones: entre todos cuidamos de unas 3600 criaturas, cada cupo es de 1800 señores y señoras.
A mí no me molesta que  mis compañeros estén enfadados con el hecho de tener tan poco tiempo para sus pacientes, lo entiendo. Ellos entienden que yo esté enfadada por mis ocho y doce. Los 3, estamos enfadados con nuestros gestores por ello, no con nosotros, ni con nuestros pacientes. No nos peleamos entre nosotros, porque eso nos resta un tiempo ya escaso. Qué pensamiento más "barriosesamero" ¿verdad? es que es así de simple!!
Total, queridos míos, que yo de mayor, a parte de cantante de soul, quiero ser como Hiro Nakamura, pero en mujer.
¡Sus íbais a enterar, entonces!
Feliz domingo!!
pd: he resaltado la primera del plural, porque sigo siendo ferviente defensora de la inteligencia colectiva, del trabajo en equipo, de la unión entre iguales: fuerzas muy superioras todas, al "plural mayestático" de algún ego henchido de gloria y sarcasmo.