EsParaTraposdePapel

Historias basadas en hechos reales... e irreales.
Cualquier parecido con la realidad, es fruto de la ficción, de la fricción o de la mente mental.
Aquí , a veces, se rompe la netiqueta sobre la ironía, este blog no derrocha ironía... supura ironía.
El resto de reglas de netiqueta, valen.....de momento.
Y si no te gusta, no te nervies, que es para trapos de papel.

10 de enero de 2014

Culo de pollo

Las enfermeras llamamos "culo de pollo" a esas cicatrices que quedan amontonadas, haciendo un "ídem", habitualmente en los extremos de las heridas.
Suelen ser provocadas, o bien por el proceso inflamatorio inicial, que luego vuelve a su ser por la Gloria de la Naturaleza, o por un fallo de la propia piel, que haga alguna retracción extraña, o por que al "artista costurer@" le haya fallado el cálculo, que empezase a coser por un lado, mal alineados los bordes y quede un montoncito al final sobre el otro.
¿cómo se soluciona esto? Pues o bien, dando tiempo al tiempo, a ver si se aplana sola, o con los apósitos esos supercarisisisisísimos de silicona (no voy a dar publicidad, tranquilos), o probando a hacer pequeñas exfoliaciones con miel previas al lavado de la cicatriz, o volviendo al cirujano o a un plástico a ver si nos puede desfacer el entuerto...
"Se busca: Culo de pollo!"
Y luego ya, están las otras medidas: podemos exhibirnos en algún circo por un módico precio,... o ya lo que han hecho en un hipermercado de aquí de Nájera, pero sólo para los más golfos (o frescos, como dicen ellos). Como tampoco queda bonito dejar escrito "culo", que para lo que queremos somos muy finos, ponen esto otro: cuartos traseros, pero todos sabemos que los culos son eso, cuartos traseros (no trasteros, listillos), ... y encima te los venden a buen precio, y al peso!!!
 Os juro por mi fonendo, que he dado mil vueltas dentro del hiper, he buscado y rebuscado, a caballeros de moral distraída con cicatrices feas, incluso por si había alguno despistado, he buscado señores semidesnudos, y nada de nada.
Esto no es serio señoras y señores, cuando uno promete algo, lo cumple, leche!!!