EsParaTraposdePapel

Historias basadas en hechos reales... e irreales.
Cualquier parecido con la realidad, es fruto de la ficción, de la fricción o de la mente mental.
Aquí , a veces, se rompe la netiqueta sobre la ironía, este blog no derrocha ironía... supura ironía.
El resto de reglas de netiqueta, valen.....de momento.
Y si no te gusta, no te nervies, que es para trapos de papel.

27 de agosto de 2011

Una receta: Pimientos rellenos a "la aparicio"

Esta receta, la cuelgo a petición de mi hermano, para mi querida Pilar Loma-Osorio.
 Me la dió compañera y sin embargo amiga Sonia Aparicio, que aparte de ser una magnífica enfermera, es una estupenda cocinera y desde los "Esparatrapos" le mando un besote enorme (coña!! como si estuviera en un "pograma de la tele"). Ahí va...


Ingredientes:

  • Pimientos del piquillo enteros,en conserva (yo utilizo los de Viuda de Cayo de Mendavia, aunque aquí, en Tricio, hacen unos increíbles, que también sirven: pimientos najeranos!!). Compro cuatro botes, los cocino todos y después los congelo, y voy sacando en tandas)
  • 250 grs de carne picada, mitad cerdo y mitad ternera.
  • 1 huevo
  • ajo
  • perejil
  • cebolla
  • pan rallado
  • leche
  • harina
  • jamón serrano
  • opcional: aceitunas, huevo duro.

Preparación:

Se prepara un majado de ajo y perejil (si se desea, añadimos la aceituna y el huevo duro, muy picados).
Se mezclan la carne picada,el huevo, el pan rallado mojado con un poco de leche y se una a lo majado, hasta hacer una masa (igual que para albóndigas).
En una sartén, pochamos la cebolla rallada menuda, a fuego medio, y cuando está transparente añadimos la mezcla anterior. Una vez que está hecha se reserva.
Hacemos una besamel espesa con harina y leche y le añadimos jamón serrano muy picado. Añadimos esta besamel al relleno anterior, y lo dejamos enfriar. Esto es muy importante, porque los pimientos se rellenan mejor con la masa fría.
Rellenamos los pimientos; mi consejo es que no los llenemos enteros, que pongamos un poco: dependiendo del tamaño del fruto, con una cucharada sopera, sobra. Si se rellena demasiado, luego al freír, se sale todo el relleno.      
Rebozamos los pimientos con harina y huevo, y los vamos friendo en aceite, a fuego fuerte. Se van reservando en un plato con papel absorvente, para que pierdan el excedente de aceite.
Preparamos la salsa: Con el aceite limpio del rebozado, echamos un poco de cebolla picada y un pimiento picado, una cucharada de harina para espesar. Para que esta salsa quede más fina, además de batirla, justo antes de servir, se le puede añadir un poco de nata líquida.
A la hora de servir, yo presento por separado los pimientos y la salsa, ya que hay personas, que prefieren los pimientos sin salsa, como en los bares. También de este modo, se pueden congelar parte de los pimientos.
Es una receta trabajosa, pero muy "agradecida" porque es exquisita.Yo la preparo para comidas multitudinarias. Espero que os guste!!