EsParaTraposdePapel

Historias basadas en hechos reales... e irreales.
Cualquier parecido con la realidad, es fruto de la ficción, de la fricción o de la mente mental.
Aquí , a veces, se rompe la netiqueta sobre la ironía, este blog no derrocha ironía... supura ironía.
El resto de reglas de netiqueta, valen.....de momento.
Y si no te gusta, no te nervies, que es para trapos de papel.

29 de agosto de 2010

Batallas contra la idiocia: Primero, segundo, tercero....Funda mentales.

¡Las cosas como son ... y por su orden!!
Esta perogrullada en el mundo de la salud, es fundamental . Aun con todo, a veces aparecen los típicos "funda mentales": estos que versionan la realidad de la fisiología humana, y la lían parda (un saludo para esa visionaria de la piscina).
A los de mi generación, nos lo explicaba Coco (el monstruo azul delgadito que hacía gallitos al hablar y siempre se presentaba): "Hola amiguitos, soy Coco; hoy os voy a explicar el significado de primero, segundo, tercero..."
Bien, pues al parecer, los "funda mentales" eran más de Triki (el monstruo, azul pero rollizo, que entraba en brote con las galletas... y que dudo mucho, por las migas que dejaba caer, el marrano, que pasase un 20% al estómago... ¿no había guionistas con madre reñidora?) y no han aprendido, ni barruntan esta máxima.
Al lío!!
Primero: Un hombre diabético, insulindependiente, que durante chopocientas visitas, le explicamos varios profesionales (sólo le falta la interconsulta con la señora de la limpieza,) en qué consiste su enfermedad, su dieta, su tratamiento, sus pruebas para medirse el azúcar, su dieta, su ejercicio y "su gestión de la insulina". En resumen, la lección es la siguiente: primero: se mira el azúcar (aquí también hay un orden, pero he tirado la toalla: encender máquina, algodón, pinchazo, gota en tira, esperar resultado con algodón en pinchazo... él hace, pinchazo, encender máquina, repetir gota porque se quedó en la carcasa, esperar resultado y el algodón ¿pa qué?) segundo: se pone la insulina que mande el médico, tercero se come si toca.¿tan complicado es esto? no, verdad?
Pues este funda mental  hace lo siguiente, pese a las correcciones: primero, me miro el azúcar; segundo, si sale alto , voy a hablar con el médico para seguir de baja (uooop!), tercero me doy un paseo para bajar el azúcar, cuarto: me como un bocata con cocacola porque me canso, quinto: la insulina no está ni empezada y se me están garrapiñando las almorranas.
Yo pensaba, que esto era fruto de la necesidad, pos seguir de baja: la ganancia a corto plazo, de las vacaciones financiadas... Empatía sin juicio, como debe ser....
Pero no es único, ayer, sin ir más lejos, topé con otro "funda mental" disfrazado, lease, que no lo parecía; estos, agárrese el lector el refajo y se me siente, son los que te la lían parda con sólo un chasquido de dedos.
Estamos sentados en un restaurante japones (konichiuá), al rededor de un teppanyaki (plancha enorme con comensales alrededor, donde un tipo con paletas metálicas, cuchillos afiladísimos y un pañuelo en la frente, te hace mil cabriolas, mientras te tira un trozo de tortilla al escote con mucho estilo y te pela un langostino tigre con dos cuchillos cebolleros, en lo que tú tardas en dejar los palillos sobre el plato).
Pues el muchacho, se pide un menú de marisco, osea: sopa de marisco, suchi con marisco (langosta, langostinos), atún plancha, vieiras plancha y langostinos tigre. Hasta aquí normal (no se va a pedir el angelito de dios lo que quiera, allá los negros,... y su bolsillo) Como dice mi hermana: "cada uno es cada uno... y tiene sus cadaunadas).
La coña (marinera, of course) fué cuando dejó caer la siguiente frase, como a mitad de la ingesta, cuando el japonés había coronado dos escotes y una boca (bingo!!) con la paleta y las gambas (esa tintorería agradecida): " Se me ha olvidado mi alergia a los langostinos, cariño!!"
En ese instante, se detuvo el tiempo, yo giré la nariz al comensal funda mental, como el resto de mis compañeros, las pupilas se nos dilataron a todos: el japonés de la plancha empezó  a retemblarse de tal modo, que los cuchillos empezaron a hacer un tintineo ellos mismos, sin botes ni movimientos superchupis de karatekid. Ahí proyectó la segunda frase: "y se me ha olvidado antes tomar la pastilla de la alergia".
...Las neuronas se me despertaron: Cacé a otro "funda mental",o "triki fan" (el desarrollo en la infancia es básico para entender el comportamiento adulto). Explico por qué, por si hay algún lector neófito en esto de la supervivencia. Una reacción alérgica, es inesperada y peligrosa. Puede llegar a causar la muerte, si se cierra la glotis (garganta) del todo o tus pulmones optan por "asmatizarse" salvajemente, los joíos.Es bueno familirizarse, en caso de ser alérgico a algo, con el "shock anafiláctico": feo palabro que te puede llegar a suceder... Si eres alérgico al langostino, con oler un pelo, te puede dar el chungo, aunque nunca antes te haya pasado. La pastilla de la alergia, se toma para aplacar los síntomas más banales (prevenir, sólo previene la vacuna de la alergia, si la hay) y, lo más importante: APARTARSE DEL AGENTE CAUSAL. Osea: langostino caca, langostino no!!!
El muchacho barruntó esta secuencia: Primero, me voy tan pincho al teppanyaki, juás!!. Segundo: me inflo (literalmente) a gambas y langostinos. Tercero: dejo caer que soy alérgico a los langostinos y que no llevo pastillas para la alergia....
Sucesión de hechos concatenados como respuesta a todo esto: Primero: Japonés con la cara pasmada sobre la plancha (no va a haber pomada en el mundo que arregle eso), cinco llamadas al 112. Dos uvismóviles en la puerta del restaurante, con 8 hombres de Harrelson (así es como llamamos cariñosamente a estos servicios de emergencias, por su atuendo y aparataje). Tres atragantados por tortilla , arroz, etc al oir al elemento.
Dos médicos que por ahí andaban, con bolis bic en la mano, para hacer la traqueotomía de emergencia protocolaria, al idiota. Yo con el cuerpo en tierra (menos mal que los japoneses son limpios y solo había en el suelo, cuatro trozos de tortilla que no habían acertado en los escotes) y el "funda mental" agarrándose en la silla, giñado por todo lo que sucedía a su alrededor....
¿ustedes creen que habrá aprendido la lección para la próxima? me apuesto el otoscopio a que para la próxima, se toma la pastilla, antes de templarse a gambas...
¿por qué? porque "de donde no hay, no se puede sacar...y además es imposible"
como diría Coco, gran maestro: hasta otra, amiguitos!!!!
...se lo perdieron...