EsParaTraposdePapel

Historias basadas en hechos reales... e irreales.
Cualquier parecido con la realidad, es fruto de la ficción, de la fricción o de la mente mental.
Aquí , a veces, se rompe la netiqueta sobre la ironía, este blog no derrocha ironía... supura ironía.
El resto de reglas de netiqueta, valen.....de momento.
Y si no te gusta, no te nervies, que es para trapos de papel.

27 de abril de 2016

Susurros de salud: #SanidadSINruido

  ¡Shhhhhh!
   Imaginen los lectores, esta entrada susurrada, o mejor, apenas suspirada. Que casi no se oiga de bajito que se cuenta, pero cuidado queridos: que casi no se oiga, pero que se escuche bien escuchada.
  " Escucha mi cielo, habla quedo, quedito, suave, despacito. Susurra bajito palabras de apego. Coméntame un poquito a la oreja aquello que requieres, aquello que te ronda, pero dímelo finito, para que lo entienda mejor.
  Si quieres mi bien, si velas por mi, procura mi descanso; que mis sueños reparen el padecimiento que me atrajo a tí... permite que mis sábanas me abracen, me repongan del pesar por un ratito.
  Sabes, cariño mío, que soy el núcleo de tu labor, y que ese run-run puede ser rodado más estruendoso o más sosegado. Sólo te pido que me veas, o mejor, que me mires y te metas en mis zapatillas. Vas a dejar que no se oigan voces, que las órdenes sean susurradas, que la intimidad sea íntima, sin intimidar a otros, rechazarás los topetazos; buscarás que tus "cuidados y cuidares" fluyan,que no me estremezca, ni me altere, que nada perturbe mi reposo.
   La calma blanca de tu uniforme transmite quietud, eres el guardián de mi sosiego. Tú acaricias mi mano suavecito y susurras en mi oído: "descansa,cariño mío, que yo te velo".
¡Shhhh!